jueves, 13 de diciembre de 2018

3 clics. Fibromialgia. Hojas para pacientes.

 ¿Qué es?

La fibromialgia es un trastorno caracterizado por dolor generalizado durante al menos 3 meses en al menos 11 de 18 puntos distribuidos por el cuerpo. Además, se acompaña de fatiga, trastornos del sueño, hormigueo en brazos y piernas, problemas para concentrarse y mantener la atención, alteraciones del ánimo como ansiedad y depresión y dolor de cabeza. También puede haber síntomas poco definidos, como dolor abdominal, pélvico y menstrual, urgencia miccional, sequedad ocular, palpitaciones, disfunción sexual, cambios de peso y sudoración por las noches.

 ¿A quién afecta?

Se calcula que entre un 1,6 % y un  2,4 % de la población española padece fibromialgia, con predominio claro en mujeres y un pico máximo entre los 40 y 50 años. Se observa un componente genético importante, por lo que es más frecuente en determinadas familias.

 ¿Por qué se produce?

La causa de la fibromialgia no está clara, pero se sabe que hay una alteración en la percepción del dolor por nuestro sistema nervioso central, por lo que algunos estímulos que a otras personas no les producen dolor, los pacientes los perciben como dolorosos. Se están estudiando una serie de factores que pueden influir, como el estrés, los traumatismos físicos y psíquicos, las infecciones víricas y las alteraciones hormonales, pero todavía quedan numerosas incógnitas por resolver.

 ¿Cómo se diagnostica?

Se diagnostica por la historia clínica y la exploración física de los pacientes. No hay ninguna prueba diagnóstica específica, pero a veces el médico puede solicitar distintos exámenes para excluir otras causas.

 ¿Cómo se trata?

Actualmente la fibromialgia no tiene cura, pero su médico puede intentar aliviar los síntomas como el dolor y las alteraciones del sueño y del ánimo, para poder mantener una buena calidad de vida.

 ¿Qué más puedo hacer si tengo fibromialgia?

Es muy importante mantener una dieta y hábitos de vida sanos, y una alimentación equilibrada y saludable. El ejercicio físico ha demostrado ser beneficioso, pero tiene que estar supervisado inicialmente y realizado con precaución, evitando los sobresfuerzos.
Mantener una higiene del sueño, descansar durante el suficiente número de horas, y no abusar de alimentos y bebidas estimulantes (café, té...) ayudan a mejorar la calidad del sueño y a levantarse cada día descansado. Si se siente nervioso, puede realizar ejercicios de relajación.
Es preciso mantener un buen soporte psicológico. Está demostrado que las personas con actitud positiva tienen una mejor calidad de vida. Determinadas personas pueden  necesitar ayuda psicológica o sentirse mejor participando en grupos y asociaciones de personas en la misma situación.

 Pronóstico

La fibromialgia es un trastorno crónico, que cursa con remisiones y exacerbaciones. Según un estudio, dos tercios de los pacientes seguían trabajando a tiempo completo; la fibromialgia solo intervenía con un impacto limitado en sus vidas, por lo que estos pacientes tenían una calidad de vida conservada. Para ello, es muy importante la colaboración médico-paciente, un tratamiento farmacológico individualizado según los síntomas de cada paciente y mantener hábitos de vida saludables.

viernes, 7 de diciembre de 2018

CS Agüimes. ¿Es la Navidad un factor de riesgocardiovascular?.

Diversos estudios confirman que durante las fechas navideñas se produce un aumento de las muertes de causa cardiovascular.
• Este fenómeno de los "infartos navideños" podría deberse a aspectos como:
las comidas copiosas, los excesos de algunos alimentos ricos en sal y de azúcares y grasas, la mayor ingesta de bebidas alcohólicas.
• Las situaciones de estrés emocional por reuniones sociales y familiares
• El descuido en la toma de la medicación habitual en los que padecen enfermedades crónicas
En relación a todos estos aspectos se piensa que muchos pacientes al parecer no son capaces de reconocer los síntomas como de origen cardiaco, interpretándolos como relacionados con una "mala digestión" o causados por el "estrés" de estas fechas, entre otros factores.
http://centrodesaluddeaguimes.com/

El Blog de Pills. Infografía Helicobacter Pílori.

Ante síntomas dispépticos que no ceden (dolor en boca del estómago, abdomen distendido, meteorismo) deberías acudir a tu médico para valorarte. Una causa frecuente es una bacteria, Helicobacter Pylori, que tiene tratamiento.

martes, 4 de diciembre de 2018

e-druida. Revisión del botiquín de casa.

¿Tienes botiquín en casa?. La mayoría de nosotros tenemos un sitio en nuestro hogar donde guardar los medicamentos que tomamos de forma crónica o ante una necesidad puntual. Sin embargo, también hay quien no tiene botiquín. Por ejemplo, si sois estudiantes que vivís fuera de casa sin los padres, seguramente pertenezcais a este grupo. Lo que hacéis, simplemente, es comprar algún medicamento cuando os hace falta. Este hecho, pese a lo que se piensa puede llegar a ser peligroso. Por ejemplo, si tienes la mala suerte de quemarte con aceite en la mano, el hecho de no tener cerca una simple tirita es un verdadero problema.

Sin embargo, aunque seáis previsores teniendo un botiquín, si no lo revisáis periódicamente tendréis el mismo problema, puesto que os podéis encontrar productos caducados o en mal estado que pueden agravar la dolencia a tratar.

¿Dónde poner el botiquín?

El botiquín se debe situar en un lugar de la casa donde no hayan cambios bruscos de temperatura y humedad. Por lo tanto, no se recomienda guardar los medicamentos en el baño o en la cocina, lugares donde precisamente suelen situarse.

Además, la estancia no debería pasar de los 25 grados de temperatura en verano ya que muchos medicamentos se deben conservar por debajo de esta cifra. Por otro lado, el botiquín no debe tener cerradura y se debe colocar fuera del alcance de los niños.
 
Números de emergencia y libro de primeros auxilios

Lo primero que debéis hacer es comprobar que tenéis un listado de números de emergencia y que estén actualizados. Ya es suficiente estrés una emergencia para que además no encontremos el número de la ambulancia. También un pequeño manual con indicaciones de primeros auxilios sería útil.

Medicación y material de cura

Luego hay que clasificar esos medicamentos según su función. Para facilitarlo hemos diseñado una pequeña tabla con medicamentos habituales que no necesitan receta médica (en ocasiones pondremos también el nombre de la marca por ser más conocido, aun así pueden existir genéricos):


También hay que revisar que tengamos material de cura: vendas, gasas, algodones, tiritas y esparadrapo. Por último, hay que tener un termómetro, tijeras para cortar y pinzas para extraer.

Con esa pequeña lista se puede tener un botiquín completo. Aun así, debido a circunstancias de cada persona es posible la necesidad de incluir diversa medicación en el botiquín. Por ejemplo, adrenalina inyectable para personas con asma grave, nitroglicerina sublingual para pacientes con angina de pecho, etc. Además, si hay niños pequeños puede ser necesario tener pomadas para irritaciones cutáneas y jarabe para la tos.

Se puede incluir en el botiquín toda la medicación habitual, aunque es mejor tenerla separada para llevar un mejor control. El botiquín debe tener medicación y material de cura para casos emergencias domésticas.

También en ocasiones tenemos en los botiquines medicación que no se debería almacenar:
  • Antibióticos orales. No es necesario tener antibióticos para infecciones de garganta. Únicamente el 30% de las infecciones de garganta son bacterianas, las demás son víricas a los cuales que no les afectan los antibióticos. Además, existe el riesgo de que queden comprimidos sueltos de antiguos tratamiento con antibióticos y ser causa de futuras resistencias por no finalizar ciclos de antibióticos completos.
  • Corticoides orales. No es necesario tener corticoides orales para posibles alergias. Tienen múltiples efectos adversos que no compensan sus beneficios. Es mejor usar antihistamínicos y si aun así no funcionan acudir al médico para valore alternativas.
  • Alcohol 98º. Es un error habitual tener este tipo de alcohol. Se fundamenta en la creencia de que cuanta mayor graduación mejor desinfectante será. El problema viene de que puede provocar daños en las heridas dificultando la posterior cicatrización. Por eso, es mejor usar alcohol 70º, que tiene idéntica capacidad desinfectante que el 98º sin sus efectos nocivos.
  • Benzodiacepinas. Tener diazepam o lorazepam en el botiquín por si hay dificultad para dormir no es lo más indicado. Son medicamentos que pueden provocar problemas a largo plazo y no son lo suficientemente seguros. Si tenemos dificultad en conciliar el sueño podemos probar con doxilamina, un antihistamínico que no tiene mayor efecto secundario que dar sueño. Si persiste el insomnio te recomendamos acudir a tu médico de cabecera.

En caulquier caso, todas las recomendaciones son para evitar la automedicación de fármacos con receta (es decir, que requieren de supervisión médica). La información de este tema no sustituye a la recomendación de tu médico.

Caducidad

Hay que tener mucho cuidado con acumular medicación en los botiquines, ya que existe el riesgo de que caduquen, lo que entraña unos peligros ya mencionados. Además, hay que tener cuidado de tener las pomadas mucho tiempo abiertas porque pierden sus propiedades. Toda medicación empezada o caducada se debe tirar en los puntos SIGRE que hay en cualquier farmacia.

Envases y prospectos

Siempre es recomendable conservar la medicación en sus envases originales y con sus prospectos, para futuras consultas y dudas que se puedan tener.


En conclusión, es importante tener un botiquín doméstico, pero también revisarlo periódicamente para tener toda la medicación y material de cura en buen estado. Mucha medicación como los antibióticos o corticoides orales no son habitualmente necesarios en los botiquines. Hay que evitar automedicarse con fármacos que necesitan prescripción médica.